“Despus de interpretar a Bach, qu podemos hacer? Lo mejor es que nos presentemos”. Juan Carlos Caldern se dirige a cmara despus de tocar al piano, al frente de una pequea orquesta, la Fantasa sobre un preludio del compositor alemn. Es 1976 y el msico santanderino protagoniza una entrega de La hora de…, uno de los programas musicales acuados por Valerio Lazarov para Televisin Espaola. Es una estrella de lo suyo. Ha firmado Eres t, la cancin de Mocedades que en 1973 qued segunda en Eurovisin y que se convirti en un hit mundial sin precedentes, y en 1975 ha regresado al certamen con T volvers, interpretada por Sergio y Estbaliz.

Ha arreglado, producido y escrito discos y canciones para Nino Bravo, Cecilia, Camilo Sesto. Dio forma musical al Mediterrneo de Serrat. Ha contribuido a refrescar la sonoridad del pop nacional con un virtuosismo cultivado en el jazz, gnero del cual es uno de los pioneros en Espaa. No obstante, sabe que los rostros populares son otros, los artistas que ponen la voz y la cara a sus creaciones; por ello lo mejor es presentarse.

Despus llegarn muchos ms xitos. Har varios discos con pequea y gran orquesta despreciados por los puristas del jazz, cruzar el charco, trabajar con el monarca del easy listening y magnate de la industria Herb Alpert, ser uno de los productores de referencia de la msica latina y dar forma al sonido y el repertorio de su mxima estrella, el Sol de Mxico, Micky, Luis Miguel -en cuya serie en Netflix no ha faltado como personaje-.

Pero la memoria del pblico es frgil, y por ello no sorprende que la muerte de Juan Carlos Caldern hace diez aos pasara prcticamente inadvertida. Caldern falleci la madrugada del 25 al 26 de noviembre de 2012. Artur Mas acababa de cosechar en las urnas el primer fracaso del soberanismo desatado y acaparaba los titulares. Pero ha pasado el tiempo y no ha tenido lugar la reivindicacin que Caldern merece.

Quiz una demanda por paternidad todava pendiente explique en parte el vaco alrededor de su figura. En cualquier caso, este dcimo aniversario es una buena ocasin para recabar el testimonio de algunos que le conocieron y trabajaron con l, y de paso fijar algunas teselas de la maltrecha historia de la msica popular espaola, llena de desconchones y vacos.

DO DINMICO

Nos encanta poder decir que Juan Carlos Caldern empez en esto con unos arreglos para el Do Dinmico, explica Ramn Arcusa. l y su compaero Manolo de la Calva conocieron a Caldern en 1963, despus de una actuacin en Laredo.

Despus fuimos a tomar una copa a un pub donde tocaba el piano. Nos presentaron y congeniamos. Ms tarde ramos asiduos del Bourbon Street, un club de jazz que haba en la calle Diego de Len, donde Juan Carlos amenizaba la velada con su grupo y donde tombamos la ltima copa de la noche madrilea. Me gustaba su estilo y un da en ese mismo lugar le propuse que nos hiciera unos arreglos para nuestro siguiente disco. Hablo de 1965. l me confes, tmido como era, que nunca haba hecho un arreglo para una grabacin: le anim y al final accedi con gusto. Grabamos cuatro o cinco canciones con sus arreglos, que, debo decir, asombraron por su originalidad a los msicos de Barcelona cuando los ensayamos. Tambin le propuse a Len Klimovsky, el director de una pelcula que estbamos rodando entonces, Una chica para dos, que hiciera la msica de dicho filme. Y as fue. No hicimos nada ms juntos hasta el Festival de Eurovisin, en 1968, cuando Juan Carlos transport el arreglo que haba hecho Bert Kaempfert para el La, la, la en versin de Joan Manuel Serrat y en el tono adecuado para Massiel. Y bueno, ganamos el festival con la aportacin de todos.

MASSIEL

La historia es conocida: pocos das antes del certamen, Serrat expres su voluntad de interpretar en cataln parte de la cancin escrita por Arcusa y De la Calva. Televisin Espaola se neg, y la elegida para sustituirle fue una compaera de Zafiro, su sello discogrfico. Una joven promesa que se haba dado a conocer el ao anterior cantando Rosas en el mar, de Luis Eduardo Aute.

Yo no me enter de nada, estaba en Mxico y, cuando llegu, el arreglo ya estaba hecho. Pero tiene sentido que lo adaptara Juan Carlos, porque l haca entonces mis discos y sala de gira conmigo, as que conoca perfectamente mi tono de voz, apunta Massiel. Ella y Aute haban conocido a Caldern el ao anterior en una de sus actuaciones en el Bourbon o el Whisky Jazz, el local hermano de la calle Marqus de Villamagna. Era un chico muy guapo, con los ojos verdes, el pelo liso, de buena familia de Santander. Un encanto. Era muy atractivo y tena mucho xito con las chicas. Solo beba whisky DYC. Saba mucha msica, era como un sabio despistado. Eduardo se empe en que hiciera los arreglos del EP de Rosas en el mar. A partir de ah empezamos a trabajar juntos. Fuimos a grabar varias veces a estudios de Miln y de Londres y compusimos muchas canciones juntos.

MOCEDADES

Precisamente a Zafiro lleg en 1969 una cinta grabada en la emisora de Radio Popular de Bilbao por un grupo local que cay en manos de Caldern. Algo debi de llamar su atencin, porque le gust lo suficiente para venirse a conocerles. El resto es historia: la historia de Mocedades.

Lo cuenta desde Bilbao Carlos Zubiaga, que se incorpor a la formacin en 1973, en vsperas de Eurovisin, y que hoy compone El Consorcio con Amaya, Estbaliz e Iaki Uranga. Segn Zubiaga, Caldern afin con Mocedades su faceta de compositor de canciones. Hasta entonces era un gran pianista de jazz y comenzaba a ser un arreglista reconocido, pero cuando empez a trabajar con Mocedades todava no haba compuesto canciones de importancia. Yo creo que la convivencia con el grupo y sobre todo la figura de Amaya resultaron fundamentales para l. Hicimos juntos diez discos en Zafiro, y en cada uno de ellos haba al menos un xito: Tmame o djame, Secretaria… Canciones que han vencido el tiempo y que seguimos cantando. Este sbado, El Consorcio acta en el Teatro Casyc de Santander, patria chica de Caldern.

LUIS GMEZ-ESCOLAR

Adems de brillar en Eurovisin, Eres t fue sobre todo un xito mundial, y uno de los pocos temas en espaol en alcanzar el top 10 de la lista Billboard en Estados Unidos. Aos despus, cuando Caldern se traslade a Los ngeles, esta cancin ser para l una inmejorable tarjeta de visita, seala Luis Gmez-Escolar, el ms prolfico de los letristas espaoles y colaborador habitual del compositor.

Se conocieron en los 70, cuando Luis formaba parte del grupo Aguaviva. l y su compaero Honorio Herrero escribieron la cancin Himno para Mocedades, y poco despus Caldern produjo el primer disco de Cecilia, entonces pareja de Gmez-Escolar. Aquel disco lo grabaron primero Julio Seijas y Cecilia en solitario, con sus dos guitarras y la voz, y luego Juan Carlos entr en el estudio para grabar el resto de la orquesta. Fue la primera vez que se hizo algo as en Espaa.

Ms adelante, cuando Caldern ya haba emprendido la aventura americana, empezaron a colaborar con asiduidad. l estaba abordando proyectos muy importantes, de muchas canciones y con muchos artistas, y yo le echaba una mano con las letras. Me llamaba y me deca, ‘Micky me ha pedido una cancin’, y entonces me meta por lnea la msica desde Los ngeles, yo lo grababa con un sistema que tena instalado en casa y con eso escriba la letra. Fue la poca en que un puado de profesionales espaoles, figuras como Caldern, Rafael Prez Botija o el propio Arcusa como productor de Julio Iglesias, reinaban en los estudios de la msica latina.

PALOMA SAN BASILIO

El 10 de noviembre de 2010 en Las Vegas, Paloma San Basilio entreg a Juan Carlos Caldern un Grammy Latino a la excelencia por toda su carrera, el mismo que ella haba recibido el ao anterior. Me sent muy orgullosa, porque realmente le admiraba mucho y creo que fue un reconocimiento muy merecido, recuerda. La cantante realiz con l dos de sus discos ms importantes, La fiesta termin (1985, cuya cancin homnima tambin fue a Eurovisin) y Vuela alto (1986), con xitos como Cario mo o rarezas brillantes y premonitorias como Mi ordenador (Ayer mi ordenador se enamor de m, me vi desnuda frente a l, le program un por qu y me respondi amor).

Era un gran contador de historias femeninas, en ocasiones muy avanzadas para su poca, dice San Basilio. Y muy perfeccionista. A veces me llamaba a las tres de la maana para cambiar una palabra. Era un ser educadsimo, entraable, muy tierno y muy inseguro, siempre pensaba que las cosas se podan hacer mejor. Tena una forma muy especial de componer, una enorme riqueza armnica y ese punto cercano al jazz que haca que las armonas nunca fueran convencionales. Era exquisito escogiendo los msicos. Y, por supuesto, un mago con el piano. Ha sido uno de los grandes msicos espaoles de las ltimas dcadas del siglo XX.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

10 aos sin Juan Carlos Caldern, el genio oculto del pop espaol que conquist el mundo