Actualizado

Las tres chimeneas de las cocinas.J. BARBANCHO
  • Polmica La Justicia tumba la cocina fantasma al lado de un colegio en Delicias
  • Protesta “Respiramos el humo de las cocinas y nos tragamos su aceite”

Fin de la pesadilla para los vecinos, padres y alumnos del colegio Miguel de Unamuno, situado en la calle Alejandro Ferrant, en el madrileo barrio de Delicias. Las 11 cocinas fantasma, que llevaban un ao funcionando y causando graves molestias, han cerrado.

As lo han alertado los residentes afectados y lo ha confirmado el propio Ayuntamiento. “Gracias al incansable trabajo de las familias del colegio y del vecindario, las cocinas fantasma han dejado de operar. Estamos muy contentos porque hemos recuperado la calle y el entorno escolar ahora sin ruidos, sin basuras y sin cientos de motos y camiones pasando por delante”, ha declarado Noelia Cabezas, presidenta de la Asociacin de Familiares de Alumnos (AFA) y portavoz del movimiento vecinal.

El concejal del rea de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha ratificado el cese de actividad de estas cocinas industriales porque, tras distintas inspecciones en las instalaciones, en el mes de julio se detect que se estaban realizando unas obras que no estaban amparadas en la licencia otorgada.

“Estas obras modificaban la distribucin interior y, por tanto, se dict en el mes de agosto una orden de cese y de paralizacin inmediata. Despus de nuevas inspecciones y de una visita realizada el 9 de septiembre por la Polica Municipal se confirma que se estaba desmontando esta actividad industrial”, ha manifestado Fuentes.

La Justicia ya haba tumbado estas cocinas el pasado mes de junio y haba anulado la licencia bajo la que operaban, pero el Ayuntamiento recurri la decisin.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nmero 3 de Madrid aleg que estas instalaciones -donde se guisan los platos de los pedidos a domicilio- carecan de un informe de impacto medioambiental, de un informe jurdico y que incumplan la normativa urbanstica.

El juez consideraba que se trataba de un negocio industrial no equiparable a un negocio de hostelera tradicional -que es la licencia que utiliza actualmente- y que el nacimiento de nuevos tipos de actividades econmicas no deba quedar fuera del control municipal. Pese a todos estos argumentos, el Consistorio madrileo decidi recurrir la sentencia.

Sin embargo, el alcalde Jos Luis Martnez-Almeida anticip en el mes de junio que las compaas que operaban en las cocinas fantasma haban decidido abandonarlas, algo que se ha producido en el mes de septiembre tras seguir activas durante el mes de agosto.

Las instalaciones estaban gestionadas por la empresa Cokukin que, finalmente, traspas el negocio a la compaa de reparto a domicilio Glovo a finales de 2021.

Ao y medio de lucha vecinal

Las cocinas empezaron a funcionar el mes de septiembre de 2021 coincidiendo con el inicio del curso escolar. La principal preocupacin para los padres no slo era el olor a fritanga que inundaba el patio, sino el continuo trasiego de camiones y de motos con el peligro que conllevaba para los 900 alumnos del centro escolar.

Las familias respiran aliviadas tras meses de lucha, pero critican la actitud del Ayuntamiento: “Slo nos faltaba que ahora Mariano Fuentes se colgase la medalla. La inspeccin que ha provocado el cierre de las cocinas la hemos pedido nosotros. Hemos tenido que estar un ao y medio con informes, manifestaciones, recursos, recogida de firmas… Nos hemos gastado 30.000 euros para reclamar que no colocasen una industria pegada a un colegio”, denuncia Noelia Cabezas.

Ahora, tan slo piden informacin al Consistorio para saber con certeza si la clausura del negocio es definitiva o si las cocinas pueden reabrir si se subsanan las deficiencias del local.

“Hemos conseguido el objetivo final gracias a un trabajo incansable. Ahora lo nico que pedimos es que nos mantengan informados. El Ayuntamiento tiene que aprender a escuchar a los ciudadanos porque gobiernan para nosotros”, critica la portavoz del movimiento vecinal.

Segn han asegurado fuentes del rea de Desarrollo Urbano, para que el cierre de estas cocinas fantasmas sea definitivo y que la licencia decaiga tienen que pasar seis meses sin ejercer la actividad.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Cierran las polmicas cocinas fantasma situadas al lado de un colegio